Para ayudarle a aprovechar todo el espacio disponible de su almacén y operar con una mayor eficiencia, Cat® Lift Trucks ha desarrollado una gama completa de equipos de almacén expresamente que incluyen, transpaletas eléctricas, apiladores de palets, recogepedidos y carretillas retráctiles. Estos productos complementan nuestra versátil gama de carretillas contrapesadas.

Además de ser pequeñas y muy maniobrables, las transpaletas eléctricas, como el modelo de conductor montado de pie NPR20N Cat Lift Trucks, son excelentes para trasladar palets individuales u otras unidades de cargas individuales a nivel del suelo, o para cargar vehículos de transporte mediante una plataforma; los apiladores de palets como los modelos NSP12-16N2 añaden la versatilidad de levantar una carga hasta una altura de aproximadamente 6 m.

Para las operaciones de alto nivel, nuestras modernas carretillas retráctiles ofrecen extraordinarias alturas de elevación, que permiten a los operarios del almacén poner las mercancías incluso al nivel del techo, asegurando una máxima densidad de almacenamiento en cualquier espacio disponible. El modelo, NR14-25N2 con mayor altura de elevación de nuestra serie de carretillas retráctiles ofrece un máximo de 13 metros de elevación.

Por otra parte, nuestros recogepedidos para bajo, medio y alto nivel, como la gama NO-N2 de bajo nivel y la gama NOH10N/NOH10NH de alto nivel de Cat Lift Trucks, hacen que el trabajo de recoger artículos para pedidos mixtos desde las estanterías, sea lo más rápido y eficiente posible.

Además de ayudarle a aprovechar al máximo el espacio vertical disponible, los equipos de almacén Cat Lift Trucks también están diseñados para trabajar en pasillos muchos más estrechos que los que se necesitan para una carretilla contrapesada —lo que significa que puede apilar más unidades apiladas (y con ello, más mercancías) en el espacio disponible. Nuestros equipos de almacén para pasillos muy estrechos (VNA) son el ejemplo más extremo,incluyendo carretillas elevadoras que pueden trabajar en pasillos unos milímetros más anchos que los propios equipos.

En función de los requisitos operativos, los equipos de almacén correctos pueden solucionar el problema de utilizar configuraciones de estanterías y apilado no convencionales, como el “drive-in” apilamiento penetrante, a doble profundidad o estanterías móviles —que permiten una densidad de almacenamiento aún mayor.