Aunque la carretilla contrapesada es una herramienta de manipulación de materiales muy versátil, hay equipos de almacén específicos como las transpaletas manuales, las transpaletas eléctricas, los apiladores de palets, los recogepedidos y las carretillas retráctiles que pueden ayudar a los responsables de almacén a aprovechar al máximo el espacio disponible y a operar con más eficacia.

Pequeñas y muy maniobrables, las transpaletas eléctricas como el modelo para conductor montado de pie NPR20N de Cat® Lift Trucks, son excelentes para mover palets u otras cargas unitarias a nivel del suelo y para llenar vehículos de mercancías en áreas de carga; los apiladores de palets como el modelo NSR12-20N añaden la versatilidad de elevar cargas a alturas de unos 6 m. Para operaciones de alto nivel, la altura de elevación máxima típica de 10 u 11 m de las carretillas retráctiles modernas permite a los operarios de almacén apilar productos hasta el nivel del techo, garantizando la máxima densidad de almacenamiento en cualquier espacio. La serie NR14-25N de carretillas retráctiles, por ejemplo, incluye modelos con una capacidad de elevación de hasta 11,5 m. También, los recogepedidos de bajo, medio y alto nivel, como los modelos NO10-20N y NOH10N/NOH10NH de Cat Lift Trucks, facilitan la recogida de productos apilados para pedidos mixtos con la máxima rapidez y eficacia posible.

Además de ayudar a aprovechar todo el espacio vertical disponible, los equipos de almacén están diseñados para trabajar en pasillos mucho más estrechos que los que necesita una carretilla contrapesada, lo que significa que pueden acumularse más grupos apilados (y por lo tanto, más mercancías) en una determinada superficie. Los equipos de almacén para pasillos muy estrechos son un ejemplo extremo en que las carretillas trabajan en pasillos que son solo unos milímetros más anchos que ellas. En función de los requisitos operativos, el equipo de almacén correcto también permite utilizar configuraciones de apilado no estándar, como el apilado de profundidad simple, de doble profundidad o móvil, que forman una densidad de almacenamiento superior.