Las carretillas elevadoras diésel, adecuadas para una amplia serie de cargas unitarias y diseñadas para soportar los rigores del trabajo en exteriores, son las máquinas más potentes para manipular materiales.

Alimentadas con un combustible fácil de obtener y de utilizar, las carretillas contrapesadas diésel como las de la gama DP de Cat® Lift Trucks funcionan perfectamente en entornos duros, húmedos y sucios. Entre sus aplicaciones típicas, se incluye cargar y descargar vehículos de mercancías, llenar contenedores y transportar productos dentro y fuera de zonas de almacenamiento externas, además de transferir mercancías de un sitio a otro; por ejemplo, entre dos plantas de producción.

A diferencia de otras carretillas elevadoras, las carretillas contrapesadas diésel están disponibles en una amplia gama de tamaños y capacidades de elevación, para poder transportarlo todo, desde un pequeño palet de materiales a granel hasta componentes que pesan varias toneladas. La gama DP de Cat Lift Trucks, por ejemplo, ofrece capacidades de elevación máximas entre 1,5 toneladas (DP15N) y 16 toneladas (DP160N).
Su altura de elevación máxima varía entre 3 y 7 m, dependiendo del tipo de mástil instalado, y esto es útil en aplicaciones en que las carretillas deben trabajar en altura, por ejemplo, para apilar en exteriores, pero el énfasis de la mayoría de aplicaciones es en el movimiento horizontal más que vertical.