Cada vez un mayor número de compañías está revisando la combinación de modelos de su flota de manejo de materiales. Esto tiene mucho sentido. Una carretilla que se utilice la mitad de las veces quizá se haya quedado obsoleta. Hoy en día, nadie puede permitirse gastar dinero de un modo irracional. La flota de manejo de materiales debe estar personalizada de acuerdo a las necesidades, evitando así los gastos superfluos.

Desde luego, hay que prestar atención al mantenimiento y el servicio de una flota personalizada. Los tiempos de inactividad no son una opción factible. Ya no tiene disponibles 'carretillas de repuesto'. O quizá solo le quede una. Una planificación adecuada es crucial.

Un solo punto de contacto

Solemos observar con frecuencia que, en la práctica, se omite el mantenimiento diario. O por lo menos, se pospone. Si esto ocurre demasiadas veces, significa que estamos tirando el dinero y que nuestra inversión perderá rentabilidad. Ya deberíamos saber que un mantenimiento retrasado y mal realizado produce directamente altos costes de reparación. A menos que se dedique específicamente a mantener maquinaria, es aconsejable que contrate externamente el mantenimiento de sus carretillas elevadoras y carretillas de almacén. Si permite que lo haga un concesionario oficial, esto le garantiza un único punto de contacto. También evitará que las partes interesadas y los empleados se acusen entre ellos cuando se detecten fallos y daños.

Mantenimiento LEAN de carretillas

Contratar externamente el servicio y mantenimiento tiene muchas ventajas. Quizá la más importante es que un concesionario de carretillas elevadoras tiene los equipos necesarios para ofrecer un servicio eficiente y sin interrupciones que mantenga activas sus operaciones. Dispone de técnicos profesionales que han recibido formación del fabricante y que saben cómo resolver los problemas en poco tiempo. Para el concesionario, tanto el mantenimiento como el servicio son parte de su negocio principal. Lidera la primera posición en cuanto a saber, por ejemplo, cuándo debe programarse el mantenimiento preventivo. Ni demasiado pronto ni demasiado tarde.

Otra garantía es que los concesionarios oficiales utilizan piezas genuinas. Las piezas OEM ofrecen la certeza de ser las más adecuadas para determinada carretilla, además de su durabilidad. Las piezas no aprobadas pueden parecer casi iguales, pero no son competitivas a largo plazo. A veces son de inferior calidad, con el riesgo que esto conlleva de averías o de daños a la carretilla.
Y si alguna pieza no está en stock, casi siempre puede ser enviada directamente al técnico de mantenimiento antes de la cita, para que realice el servicio tal como está programado y reduzca al mínimo el tiempo de inactividad.