La tendencia creciente a utilizar carretillas elevadoras eléctricas tiene muchas ventajas para el almacén. El entorno es más limpio y el ruido ambiental se reduce notablemente. Además, en muchos países europeos se ha prohibido conducir carretillas diésel en interiores.

Las carretillas eléctricas funcionan con baterías de tracción. Como es obvio, es necesario cargarlas con cierta periodicidad. Para garantizar que los turnos no tengan demasiadas interrupciones, muchas compañías tienen una sala de carga donde se aseguran de que las baterías se preparen y se carguen de manera correcta, minimizando así la inactividad. Los jefes de almacén necesitan conocer la legislación de su país respectivo.

Primero, ¿cuáles son los posibles riesgos de una sala de baterías?

  • Cuando las baterías se cargan, emiten gases.
  • obrecalentamiento por la conexión de equipos de carga con cables prolongadores inadecuados.
  • Cortocircuito debido a cables de conexión dañados.
  • Los dispositivos de carga se sitúan cerca de las puertas correderas, lo que incrementa el riesgo de daños por colisión.
  • Algunas estaciones de carga se colocan cerca de estanterías de almacenamiento con productos inflamables.
  • Riesgo de explosión e incendio.

Esto son solo algunos ejemplos. Por eso, hay que extremar las precauciones para minimizar los riesgos.

Presentamos cinco maneras básicas que incrementan aún más la seguridad de su sala de baterías. En todo caso, consulte con profesionales las medidas más adecuadas.

  1. Asegúrese de que el personal utilice equipos de protección personal. Estos equipos incluyen máscaras faciales y gafas de seguridad homologadas, guantes resistentes a ácidos, calzado antideslizante resistente a ácidos con puntera de protección, y tener suficientes extintores y cantidades adecuadas de agentes neutralizantes.
  2. El punto anterior explica la prevención. En el caso de un accidente, hay una amplia opción de equipos imprescindibles: sistemas de ducha y de lavado ocular.
  3. Control del aire. El proceso de carga de las baterías produce gases que pueden tener efectos nocivos para los empleados, por lo que debe instalar un buen sistema de ventilación. Incluso, puede contratar a un higienista industrial certificado para que evalúe su situación.
  4. Solo permita que entren en la sala aquellas personas que hayan recibido la formación adecuada. Los empleados que carguen las baterías deben recibir una formación oficial documentada al principio y después de manera periódica. Esta formación puede incluir responsabilidades del operador/cambiador, los procedimientos requeridos, los requisitos de inspección, el cuidado y almacenamiento de los equipos de protección, y unas prácticas de trabajo seguras.
  5. Comprobar, siempre comprobar. Haga que las inspecciones periódicas sean realizadas por profesionales. Por ejemplo, los racks de baterías se deben inspeccionar con frecuencia por si presentan daños o corrosión, además de revisarse la calidad de las soldaduras y fijaciones, y la funcionalidad de los rodillos. Los cargadores también requieren una inspección periódica.
Forklift batteries